miércoles, julio 26, 2006

Cine: Simpathy For Lady Vengeance

Old Boy ha sido una de las películas que más me han gustado e impactado en los últimos años. Tanto en lo visual como en el argumento la película no se parecía a nada de lo que había visto recientemente: la violencia extrema tratada de una forma casi lírica y la fuerza que normalmente tienen las películas sobre la venganza frente a una injusticia, la convertían en una de las mejores películas de 2005.

En su siguiente película, la aquí reseñada Simpathy For Lady Vengeance, el director Park Chan-wook ha querido poner fin a la denominada trilogía de la venganza - Sympathy for Mr. Vengeance, Old Boy y Simpathy For Lady Vengeance. Para ello, la venganza se adopta desde una posición completamente distinta a Old Boy. Mientras que en esta la venganza es irreflexiva y en busca de la satisfacción personal, de la pura retribución, en Lady Vengeance hay reflexión, es más hay un plan calculado al milímetro, de ejecución perfecta. Pero sin lugar a dudas el elemento más novedoso, y a la vez el eje central de la película, es la configuración de la venganza como una redención, sólo vengándose podrá alcanzar, la protagonista la paz interior, y la tranquilidad que sacrificó para intentar arreglar una gran equivocación: La búsqueda del equilibrio perdido, y la justa satisfacción, no dejan de ser una forma para expiar sus demonio personales, los errores cometidos en el pasado. La venganza no es el único motor que mueve a la protagonista sino que la misma es el medio para alcanzar la paz interior y el perdón.

El director ha calificado ha esta película como la hermana gemela de Old Boy, pero como esa gemelas que pese a haber crecido juntas son completamente diferentes. Porque aun cuando ambas películas beben de las mismas fuentes, son diametralmente opuestas, Old Boy estaba dotada de una belleza salvaje, desbocada y violenta, mientras que Lady Vengeance la belleza persiste simplemente que esta vez se muestra contenida, y sólo en algunos momentos se vuelve impactante. Sin embargo la violencia persiste, ya que la propia historia así lo pide, de tal forma que si bien ésta es tratada de una forma elíptica, cuando aparece lo hace de la forma más impactante.

Las referencias de la película van desde Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie a las películas Meiko Kaji, y bebiendo, lógicamente de las mismas fuentes de las que bebía las Kill Bill. Sin embargo, mientras las películas de Tarantino exudan esas referencias y otras por lo cuatro costados, Park Chan-wook las asimila de tal forma que todo lo que se ve en la pantalla parece completamente nuevo.

Con Lady Vengenace, Park Chan-wook , no solo ha puesto punto final de una forma sublime a su trilogía sobre la venganza, sino que la misma ha acabado con una gran vena de optimismo. A pesar de no estar presente el impacto visual de anteriores películas, el impacto del argumento la pone al mismo nivel que sus antecesoras.

Bola extra: Leí hace poco en el Fotogramas que la versión coreana del dvd es una auténtica maravilla, yo me he tenido que conformar que la correcta versión inglesa, que no aporta nada fuera de lo común, pero esto es mejor que esperar a que los distribuidores españoles se dignen a estrenar esta joya en la gran pantalla.

1 comentario:

weezermij dijo...

Yo he visto Old Boy y MrVenganze, y me gustaron, pero sin llegar a emocionarme. De old Boy, que es la que tengo más reciente, el final me parece histriónico y creo que se carga el tono de un guión cojonudo.