lunes, octubre 23, 2006

'Cause in every city, there's fools to pity.

Estos dos hombres de la izquierda son ya dos iconos de la década de los 8o. Si no sabe quienes son, mejor que deje de leer, no porque no vaya a entender lo que viene a continuación, sino porque tiene que irse a ver la televisión un buen rato, por lo menos dos o tres años.

Hulk Hogan es el wrestling moderno. Sin él no habría espectáculo, seguiría siendo el deporte favorito de Cletus y ya. Pero gracias a Hulk, no sólo Cletus, sino todo el mundo descubrió la majestuosidad de la sillita eléctrica, la belleza que hay en golpear la espalda con una silla, o la emoción que despierta un piquete de ojos.

Mr. T también jugó un papel en el desarrollo del wrestling. Durante 1984 fue pareja de Hogan. Pero, Mr. T es M.A. Barracus. El sargento con miedo a volar. El hombre con cadenas de oro por todos lados - como homenaje a las cadenas que llevaron sus antepasados -. La única persona con cresta amiga de los niños.

Asimismo, tanto Mr. T como Hulk Hogan eran conscientes del papel tan importante que jugaban en la sociedad. Ambos han luchado por separado para lograr que el mundo fuera un lugar mejor. Un sitio sin comunistas, ni bandas de chicanos, ni drogas, rodeado por la gracia de Jesús y la bandera de los Estados Unidos. Vamos, el mundo soñado por Walker Texas Ranger. Como muestra, Hulk es el protagonista de uno de mis capítulos favoritos de Walker Texas Ranger ( si no sabes de que hablo te remito al párrafo del texto: hay que ver más la televisión). En este fabuloso capítulo Hulk con la ayuda de Chuck, monta un gimnasio en uno de los barrios más peligrosos de Dallas, Texas; uno de esos en los que las malvadas bandas juveniles siembran el terror a base de hip hop, de no creer en Dios ni en los valores tradicionales de la familia. El objetivo de Hulk es redimir a esos chavales, ateos, y que encima son hispanos, a través del deporte. Y lo consigue, como todos esperábamos, tras unas cuantas peleas, unos buenos discursos, y un partido de baloncesto.

Llegados a este punto, todos os estaréis preguntando ya, ¿qué ha sido de estos dos hombres? ¿No necesita un mundo post 11/S más que nunca su presencia? ¿Por qué no echan la serie de Hulk con la lancha? Pues bien, nuestras plegarias han sido atendidas ya que ambos tienes nuevos programas en la televisión. Y los dos han recurrido al formato del reality show. Ya que con estos dos personajes la realidad supera con creces a la ficción.

La vida de Mr. T ha sufrido una serie de cambios en estos años en los que hemos estado sin él. Tras superar, gracias a la intervención divina, un malvado y comunista cáncer, renunció a volver a llevar sus cadenas de oro, ya que tras el desastre del Katrina, vio que llevarlas era un insulto a Dios (sic). Pero está de vuelta en televisión. Desde el pasado 11 de octubre, Mr. T va por América enseñando a la gente como ser una mejor persona. La serie se llama I pity the fool. Lo mismo mejora la relación de un yerno y su suegro, que ayuda a un estudiante con su baile. Como vemos, Mr T. se ha propuesto volver a enseñar a América lo importante de la vida y de las cosas.

Por su parte, Hulk, que tiene el mismo objetivo que su antigua pareja de lucha, utiliza un sistema completamente distinto. Así, mientras Mr. T enseña a la gente como hacer las cosas, y le sumerge a determinadas personas en su particular metodología pedagógica; en Hogan Knows Best, Hulk utiliza a su familia como el modelo y el ejemplo a seguir por todos esas personas necesitadas de sólidos referentes frente a un mundo cada vez más alejado de Dios y de la Patria.

Él es un padre y marido amantísimo, que se preocupa por su familia. El momento en que su hija graba su primer video musical es muy emotivo, y sirve perfectamente para ilustrar la dinámica familiar de los Hogan. Hulk ve como por fin su hija ha dejado de ser una niña para convertirse en una de esas múltiples guarras que cantan y bailan como si estuvieran en un club de striptease de Venice Beach. Y como él que es un padre modelo, se siente impotente, por ver que ya no puede proteger a su hija, pero contento porque ve que se está labrando un futuro. No duda a la hora de apoyar a su hija en conseguir su sueño, pero tampoco duda a la hora de expresar todas sus preocupaciones por ese malvado y perverso mundo del show business que lo único que quiere es follarse y explotar a su hijita.

La mujer de Hulk es lo que toda mujer de una superestrella debe ser: una esposa modelo, preocupada por algún aspecto benéfico, en este caso la protección de la fauna. Lo que la lleva a tener toda clase de animales en casa. De la hija, ya hemos dicho todo lo necesario. Aspira a ser una estrella del pop, y su familia aunque con algunas reticencias, la apoya. Y luego está el hijo de Hulk. El cual, como cualquier buen hijo quiere seguir los pasos del padre y convertirse en luchador profesional.

Como ven todo son valores tradicionales, grandes conflictos, que Hulk soluciona recurriendo a la fortaleza de la familia, y Mr T. enseñando a los demás. Dos modos distintos para alcanzar un único fin, un mundo mejor, libre de elementos indeseables.
Dio bendiga América.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este artículo me ha gustado mucho. Está muy interesante. Pero quiero saber más de M.A., ¿por qué coño sigue siendo famoso? ¿qué hizo en EEUU que nosotros nunca vimos? ¿es ultratólico? ¿tiene familia?
El programa de Hulk lo vimos sin equilipoint y yo un rato en un hotel. Por cierto, la hija de Hulk está bastante cachonda, ¿o no?
Besitos en el ano tras abrirse.

Ford Fairlane dijo...

Soy un público facilísimamente contentable:
"malvado y comunista cáncer"
Genial.
Pues yo dababa Mr.T prácticamente por muerto, la verdad.
Me alegro de que no sea así.
No te lo comenté, 1025, César me regaló la 2ª temporada del Equipo-A.
Agur

milveinticinco dijo...

Anónimo Chuzo Manuel,

Mr T llegó a tener una serie de dibujos animados en los USA. Igualmente, sacó un disco de rap. En este video puedes ver el single de más éxito:

http://www.youtube.com/watch?v=U53XWlGK4hY

Sin emabrgo, los 90 como a muchas personas le sentaron muy mal. Volvió en 1994 a la lucha libre, combatió al cáncer, y ahora vuelve a enseñarnos como ser como él.

Chuzo Manuel dijo...

Gracias, 1025, ayer no me iba lo del blogger.

mesias dijo...

A día de hoy yo tengo una duda sobe Hulk:

¿El pelo va pegado al pañuelo?

Tondo Rotondo dijo...

Y que me comentais sobre el bigote y su barba cuándo la lleva...

Buen blog!