lunes, marzo 12, 2007

Nouvelle Vague, Flog Auditorium, 10/3/2007


Siempre me ha gustado que las bandas hagan versiones de otras bandas. Saber las referencias de un grupo que te gusta es un buen modo de descubrir nuevos grupos y nueva música. Sin embargo que una banda se dedique unicamente a hacer versiones me levanta más prejucios. ¿Hasta qué punto es aconsejable hacer una banda de versiones? Es más, ¿cómo se debe reaccionar cuando la banda en cuestión hace más accesible la música y el discurso del artista versioneado, y acerca a esos músicos a una audiencia mayor?

Todas esta preguntas me venían a la cabeza en el concierto de Nouvelle Vague, sexteto francés, que hace las veces de orquesta de pachanga para modernos gafaspasta. Nouvelle Vague son el equivalente a la orquesta de fiestas de pueblo, pero para la gente que va al Low, o a sitios similares. Grandes éxitos alternartivillos, cantados por dos mozas bien cachondas y respaldadas por una banda muy buena.

Tal vez no hay que pedirle peras al olmo y disfrutar de un concierto donde Love Will Tear us Apart de Joy Division sonaba como si fuera una composición de Bacharach, o donde Killing Moon de Echo & The Bunnymen se transformaba en un clásico de la chanson francesa. Sin embargo, durante la interpretación de Human Fly de los Cramps como si fuera una torch song, y particularmente en el Too Drunk Too Fuck de los Dead Kennedys, tuve la sensación de que ni el cinco por ciento de la gente que estaba en la sala, sabía quienes eran esos señores y su importancia en la historia de Rock, y que después de ese concierto no iban a hacer nada para remediar tan importante laguna. Una lastima.

9 comentarios:

mesias dijo...

"que hace las veces de orquesta de pachanga para modernos gafaspasta"

Ya era hora de que lo reconocieras. Seguro que ahora vas de joven latino intelectual y entras a bares que además de peppermint ofrecen libros a los modernos ¡Puagh!

Yo en un par de semanas voy a ver a Saxon, Kreator y Celtic Frost. Además estoy escuchando Kiss en la oficina. Que tome ejemplo la humanidad de lo que es molar.

Anónimo dijo...

"...tuve la sensación de que ni el cinco por ciento de la gente que estaba en la sala, sabía quienes eran esos señores y su importancia en la historia de ..., y que después de ese concierto no iban a hacer nada para remediar tan importante laguna. Una lastima."
Como sé que tú no te enfadas por esto, no como otros, prtegunto: ¿Y no vale esto para la Royal Crown Revue, por ejemplo?

Chuzo Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mesias dijo...

Es que hay casos y casos, anónimo. Yo no conozco a los Royal Crown esos ni a las que dice 1025, pero por ejemplo si es algo equiparable a ver en un concierto de Twisted Sister un tío con su camiseta del grupo, su espaldera del grupo en la cazadora vaquera (en Murcia en Agosto, Olé) y no sé cuántas cosas más que en cuanto se salieron del repertorio tipo no conocía las canciones es penoso. Yo no digo que sea obligatorio saber todo de un grupo para ir al concierto, sería absurdo, pero ir para decir que se ha ido o amantener una pose es gilipollesco y al menos en los coniertos de heavy se muy a menudo.

mesias dijo...

Guau, que polémica... y tú Chizo, no seas malo, jeje.

Milveinticinco dijo...

Anónimo tiene en cierta forma razón, es lo que tiene ser un ayatolá del rock and roll

omegófilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
omegófilo dijo...

Oye tú, rey de los frikis, ¿por qué demonios me sale publicidad emergente en tu blog?

Milveinticinco dijo...

omegófilo, no sé como he suprimido un comentario tuyo,

la publicidad se debe al contador de visitas que estoy probando